Ayuntamiento
Secretar�a
Registro Civil
Tabl�n
Municipio
Enlaces
Sugerencias


La Nava del Barco es una de las localidades m�s bellas de la comarca. Hace realidad el significado de su nombre: "Llanura h�meda situada entre montañas".
Esta hermosa tierra tiene una vinculaci�n a la historia de Castilla y, concretamente, a la de �vila.

Alfonso I el Batallador trataba de que no pudiera reinar el Infante Alfonso Ram�n, hijo de doña Urraca y de don Raimundo de Borgoña, custodiado y protegido dentro de las murallas avilesas. Un adulador le comunic� al monarca aragon�s que el infante padec�a una grave enfermedad, sin que se vislumbrasen muchas esperanzas de vida.
El Batallador crey� oportuno, ante esta circunstancia, acelerar la marcha de su ej�rcito y acampar a un cuarto de legua, al norte de la Ciudad. Despach� enseguida a un emisario para entrevistarse con el gobernador Blasco Jimeno. Le ped�a entrada segura en el recinto abulense, suponiendo que el rey de Castilla, hab�a fallecido. El soberano de Arag�n ofrec�a privilegios, mercedes y exenciones amplias al Concejo local.

Contest� Blasco a la misiva afirmando que el rey niño estaba vivo y sano, suplic�ndole que, en virtud de lo pactado con la Reina y los prohombres de Castilla, levantase el campamento militar para que volviese la calma a toda la poblaci�n.
El Batallador, por medio de su mensajero, le replic� que si le mostraba vivo al infante no molestar�a m�s a la Ciudad. Se acercar�a a sus murallas, a cambio de que le facilitaran sesenta rehenes como garant�a de su integridad personal. Jur� que si volv�a sano y salvo al acantonamiento retornar�an indemnes los caballeros que se le entregasen.
Por la puerta que se llam� de la Mala Ventura salieron los rehenes, caballeros ilustres, defensores apasionados de Castilla y Le�n.

El aragon�s lleg� a la puerta m�s inmediata a la catedral-fortaleza, content�ndose con que le mostrasen a su entenado all� mismo o sobre los inmediatos muros. Los abulenses accedieron a su deseo y presentaron al rey niño entre dos almenas del cimborrio de la catedral. Uno desde las lanchas del pavimento y otro desde la cima del �bside se saludaron muy cort�smente; sonaron las trompetas y en el aire se dibujaron gestos, aparentemente cordiales, que rondaban m�s la diplomacia que la sinceridad.
Alfonso el Batallador volvi� al emplazamiento de sus soldados sin querer que nadie le acompañase. Malhumorado; lleno de ira; crispadas sus manos dio �rdenes de que los sesenta rehenes avileses fueran sacrificados, convirti�ndose en v�ctimas inocentes de su rencoroso y cruel desengaño.
Los cuerpos, hechos pedazos, se arrojaron a calderas de aceite hirviendo, por cuya horrible masacre aquel campo se conoce desde entonces con el nombre de "Las Hervencias".
A continuaci�n de tan b�rbaro proceder, se acord� en una gran junta celebrada en �vila retar al rey de Arag�n por perjuro, traidor y alevoso. Se design� para el caso al gobernador Blasco Jimeno, quien acompañado de su joven sobrino Lope N�ñez y de dos hombres de a pie, para calzare la espuela y cuidar de sus armas, se avist� con el rey al tiempo que sus tropas sal�an de Fontiveros en direcci�n a Zamora. El caballero y adalid Blasco Jimeno le ech� en cara, con toda energ�a y franqueza, su grav�sima acci�n.
Irritado el rey orden� que los ballesteros de su ej�rcito lo matasen.
Blasco Jimeno se defendi� con singular bravura, pero hubo de sucumbir a fuerza de lanzadas, vendiendo cara su vida y dejando a la posteridad el recuerdo de su intr�pido valor.
Los tres hijos de este caballero, progenitor de la ilustre casa de los marqueses de Velada fueron galardonados por el Rey Alfonso VII con dehesas y territorios serranos. A Galin G�mez, el menor de sus dos hermanos, le correspondieron los t�rminos y alrededores de La Nava del Barco.

Por eso, la garganta que procede de la Laguna, atravesando de sur a norte el �mbito municipal, como asimismo una parte de esta cordillera, llevan el nombre de Galin G�mez.

El angosto cauce de "Los Caballeros" que afluye al Tormes, recuerda al heroico retador, a sus tres hijos y al hecho que tanto se coment�, en el que murieron ciudadanos preclaros como Fern�n Salvador, dos de sus descendientes, Alvar Minaya y familiares muy allegados al gobernador abulense.
La Nava, escenario muchas veces de la estancia y paso de las caravanas caballistas de Galin y de su familia, presenta hoy una hermosa repoblaci�n arb�rea; desde los robles y pinos que cortan el aire de las laderas, hasta los fresnos y alisos crecidos al borde de riatillos, donde tras el bocado de hierba moja el hocico la cabra mont�s.
Este pueblo ha sido durante años para�so de producci�n frut�cola. Grandes partidas de manzana reineta se exportaron a diversos mercados del pa�s.
Dos cardenales -Tabera y Larraona- en �l encontraron una paz, un descanso veraniego lejos de las presiones humanas de la Curia de Roma.
La Naturaleza depar� a este terruño bellezas singulares. En su demarcaci�n se halla la "Cueva de la Mora", donde se refugi� una reina �rabe cuando sus hombres conquistaban esta vertiente de Gredos.

En su t�rmino han surgido las figuras gran�ticas del "rollo" o de la "pera", del "caracol" y del "tricornio", captadas infinidades de veces por la c�mara fotogr�fica del turista que degust� sus viandas vespertinas en las fuentes de Ceniceros, Tranquillos y Santa Cruz.

"Historia del Barco de �vila" de Francisco Mateos 1991.

This is an archived version of the website.

Sponsor Links:
Luxury Travel| Six Senses Travel| Six Senses Zighy Bay| Vietnam Travel| Morocco Travel| Park Hyatt | Peninsula| Automatic Label Applicator| cool gadgets | xiaomi m365 scooter | xiaomi Roborock S50 | hohem isteady pro | hubsan h501s x4 | Anet A6 | anet a8 3d printer | dobby drone adata ssd | edifier speakers

klook| Travel 旅遊| 旅行| KUONI 勝景遊| 郵輪| peninsula| luxury| park hyatt| aman| silversea| luxury cruises| six senses| 峴港| 芽莊| abu dhabi| 摩洛哥旅遊| 北海道 旅遊| 杜拜 旅遊| vietnam travel| morocco travel|